Costa de Marfil

Human Rights in República de Costa de Marfil

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Cote D'ivoire is now live »

Jefe del Estado Laurent Gbagbo
Jefe del gobierno Guillaume Soro
Pena de muerte abolicionista para todos los delitos
Población 19,6 millones
Esperanza de vida 47,4 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m) 192/173 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada 48,7 por ciento

Las elecciones presidenciales que tenían que haberse celebrado en 2005 volvieron a aplazarse debido a demoras en la inscripción de votantes y en el desarme de combatientes. El Consejo de Seguridad de la ONU decidió que las fuerzas internacionales de mantenimiento de la paz debían permanecer en el país hasta después de celebrarse las elecciones presidenciales, y prorrogó el embargo de armas y las sanciones selectivas. Las fuerzas de seguridad usaron fuerza excesiva para dispersar a personas que se manifestaban contra el alza del costo de la vida. Tanto el gobierno como las fuerzas de oposición continuaron cometiendo abusos contra los derechos humanos, cuyas principales víctimas eran las mujeres, y los actos de hostigamiento y agresión física, perpetrados sobre todo en los controles de carretera, siguieron estando muy extendidos.

Información general

Continuó en el poder el gobierno de coalición formado por partidarios del presidente Laurent Gbagbo y encabezado por Guillaume Soro, secretario general de las Fuerzas Nuevas (Forces Nouvelles), coalición de grupos armados que controlaba el norte del país desde septiembre de 2002. Sin embargo, no se alcanzaron los principales objetivos que se fijaban en el acuerdo de paz de Uagadugú de 2007. Pese a algunos esfuerzos, no se completó el proceso de desarme de los miembros de las Fuerzas Nuevas y de creación de un ejército integrado. Además, los procesos de identificación y de registro de votantes se vieron dificultados por los ataques lanzados por una organización estudiantil vinculada al presidente Gbagbo. Los estudiantes saquearon los centros de registro, robaron equipos informáticos y se apoderaron de certificados de nacimiento. En octubre, las elecciones presidenciales se aplazaron por cuarto año consecutivo.

En octubre, dos personas fueron declaradas culpables de verter residuos tóxicos mortales en Abiyán en 2006 y condenadas a 20 y 5 años de prisión. Directivos de Trafigura, la compañía multinacional neerlandesa responsable del barco que había transportado los residuos al país, eludieron el procesamiento tras llegar a un acuerdo económico con el gobierno marfileño, al parecer a cambio de inmunidad procesal.

En octubre, el Consejo de Seguridad de la ONU renovó por un año más el embargo de armas y de las exportaciones de diamantes, así como las sanciones a algunas personas a las que se consideraba obstáculos para la paz, tales como la prohibición de viajar y la congelación de activos. El Consejo de Seguridad subrayó que estas medidas se revisarían cuando se celebrasen elecciones presidenciales abiertas, libres, limpias y transparentes.

"...dos niñas fueron violadas en Duekoué (en el oeste del país) por seis hombres que llevaban pistolas y formaban parte de un grupo armado, presuntamente miembros de una milicia progubernamental."

Uso excesivo de la fuerza

En marzo y abril, la policía antidisturbios dispersó a varios cientos de manifestantes que habían bloqueado vías públicas y quemado neumáticos en Abiyán, la capital económica del país, para protestar contra el alza de los precios de los alimentos básicos. La policía utilizó granadas de gases lacrimógenos y fuego real. Dos hombres murieron y más de 10 personas resultaron heridas, entre ellas algunas vendedoras.

  • Un estudiante de 16 años murió tras recibir en la cabeza el impacto de un bote de gas lacrimógeno en la comuna de Yopougon, Abiyán. Según los informes, un hombre de 24 años recibió tres disparos en la cabeza en la comuna de Port-Bouet, cerca de Abiyán. El Ministerio del Interior afirmó que se habían abierto investigaciones sobre los homicidios, pero al terminar 2008 no parecía que se hubiera acusado formalmente ni procesado a ningún miembro de las fuerzas de seguridad.

Violencia contra mujeres y niñas

Continuaron los actos de violencia sexual contra mujeres y niñas, tanto en la zona en poder de las fuerzas gubernamentales como en la zona del norte del país controlada por las Fuerzas Nuevas. La mayoría de los presuntos autores no fueron enjuiciados o quedaron en libertad poco después de ser detenidos.

  • En abril, una niña de 14 años fue violada y asesinada por cuatro integrantes de las Fuerzas Nuevas en la localidad de Katiola, una zona en poder de las Fuerzas Nuevas. Nadie rindió cuentas por este crimen. Unos días más tarde, en la misma población, una mujer fue agredida sexualmente y después violada por un integrante de las Fuerzas Nuevas que fue detenido, estuvo recluido durante unos días y quedó en libertad.
  • En septiembre, dos niñas fueron violadas en Duekoué (en el oeste del país) por seis hombres que llevaban pistolas y formaban parte de un grupo armado, presuntamente miembros de una milicia progubernamental. Al terminar 2008 ninguno de los autores había sido detenido.

No se adoptaron medidas para proporcionar reparación o acceso a atención de la salud a las innumerables mujeres y niñas víctimas de violaciones y agresiones sexuales cometidas por combatientes y civiles vinculados a ellos desde 2002, cuando estalló el conflicto armado.

Policía y fuerzas de seguridad

Las fuerzas de seguridad cometieron con frecuencia abusos para obtener dinero mediante extorsión en los puntos de control y durante las inspecciones de documentos de identidad.

  • En febrero, Lanciné Bamba, conductor de autobús, murió por disparos efectuados por un miembro del Centro de Mando de las Operaciones de Seguridad (Centre de Commandement des Opérations de Sécurité, CECOS) tras haberse negado a entregar dinero en un control. En octubre, un miembro del CECOS fue declarado culpable del asesinato y condenado a tres años de cárcel.

Abusos cometidos por grupos armados

Combatientes y partidarios de las Fuerzas Nuevas cometieron abusos contra los derechos humanos, como tortura y otros malos tratos, detención arbitraria y extorsión generalizada. Prevaleció un clima de impunidad debido a la inexistencia de un sistema judicial efectivo en el norte.

  • En septiembre, más de 50 hombres fueron detenidos en la zona de Vavoua y Séguéla, según informes porque pusieron objeciones a la destitución de Zakaria Koné, un jefe militar de las Fuerzas Nuevas. Los detenidos fueron enviados a Bouaké, el baluarte de las Fuerzas Nuevas, donde según informes estaban recluidos ilegalmente.

Informes de Amnistía Internacional

Costa de Marfil: Silencio e impunidad, únicas respuestas a la violencia sexual contra las mujeres (16 diciembre 2008)

Cómo puedes ayudar