Chipre - Informe 2007 Amnistía Internacional

Human Rights in República de Chipre

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Chipre is now live »

Jefe del Estado y del gobierno: Tassos Papadopoulos
Pena de muerte: abolicionista para todos los delitos
Estatuto de la Corte Penal Internacional: ratificado

Agentes de policía fueron captados por una cámara mientras golpeaban brutalmente a dos hombres desarmados y esposados. Personas migrantes y solicitantes de asilo protestaron por las deficientes condiciones de reclusión y la falta de prestaciones asistenciales. Estudiantes turcochipriotas y su profesor fueron atacados en el centro escolar por miembros de una organización juvenil nacionalista. El gobierno no aplicó planes de acción nacionales para combatir la violencia contra las mujeres en el ámbito familiar y la trata de mujeres con fines de explotación sexual. El asesinato de dos mujeres a manos de sus parejas en octubre y diciembre suscitó el debate público sobre la violencia contra las mujeres. Las autoridades no llevaron a cabo una investigación independiente, exhaustiva e imparcial sobre la muerte de un recluta de 26 años que cumplía el servicio militar.

Malos tratos policiales

La nueva Autoridad Independiente, establecida en abril para investigar las denuncias contra la policía, asumió sus funciones en mayo. Sin embargo, carecía de los recursos necesarios para investigar de forma exhaustiva todas las denuncias recibidas, incluidas las relacionadas con incidentes que tuvieron lugar antes de que fuera operativa.

En abril se hizo pública una filmación en vídeo en la que agentes de policía maltrataban a Marcos Papageorgiou y Yiannos Nicolaou, ambos de 27 años de edad, en la madrugada del 20 de diciembre de 2005. Según los informes, agentes de la brigada antidroga vestidos de civil los sacaron por la fuerza de sus automóviles y los esposaron después de que ellos se negaron a someterse a sendas órdenes de registro y pidieron a los agentes que les mostrasen sus tarjetas de identidad para examinarlas. En los registros no se hallaron pruebas de tráfico de drogas. Al parecer, unos cinco agentes de unidades especiales de respuesta rápida y tráfico les propinaron puñetazos y patadas de forma intermitente durante más o menos una hora, mientras otros ocho agentes, de esas mismas unidades y de la policía regular se burlaban de los detenidos. Tras ser acusados formalmente en una comisaría de policía de resistirse a la detención y atacar a la policía, Marcos Papageorgiou ingresó en un hospital para recibir tratamiento por fracturas de cráneo y brazo, y Yiannos Nicolaou, que también sufrió fractura de un brazo, estuvo detenido toda la noche sin recibir tratamiento. Su juicio estaba pendiente de celebración. Al terminar el mes de diciembre, 11 agentes estaban en espera de juicio por varios cargos, entre ellos el de tortura.

Detención de personas de nacionalidad extranjera

El 4 de mayo, las personas detenidas en el Ala 10 de la Prisión Central de Nicosia, reservada especialmente para solicitantes de asilo rechazados, protestaron por la duración de su detención -en algunos casos superior a un año- por residir o trabajar en el país sin autorización. Algunas de estas personas cumplían penas de prisión impuestas por los tribunales, pero la mayoría estaban recluidas en régimen de detención administrativa. Después de la protesta en la prisión, grupos de solicitantes de asilo llevaron a cabo manifestaciones en Nicosia entre el 8 y el 19 de mayo. Estas personas afirmaron que se les negaba el derecho a trabajar y el acceso a la salud y a prestaciones sociales mientras estaban en trámite sus solicitudes de asilo. Según informaciones aparecidas en los medios de comunicación, sólo 300 de los aproximadamente 12.000 solicitantes de asilo que había en Chipre en mayo tenían derecho a trabajar, y sólo 350 recibían apoyo del gobierno.

No se dispuso de datos oficiales sobre el número de solicitantes de asilo rechazados que estaban en la cárcel y de personas migrantes detenidas en comisarías de policía de todo el país, ni de la duración de esas detenciones. No se tuvo conocimiento de que se hubieran tomado medidas para garantizar la protección de los derechos de las personas solicitantes de asilo mientras se examinaban sus solicitudes.

En Limassol se detuvo ilegalmente a personas migrantes.

Una ciudadana de Sri Lanka estuvo detenida durante dos meses y medio, aunque la condena que un tribunal le impuso en marzo por trabajar sin la autorización adecuada fue de seis semanas de prisión.

Una ciudadana filipina fue detenida en abril por trabajar sin autorización en un lugar distinto del que su empleador había hecho constar en el permiso. Había presentado una denuncia por incumplimiento de contrato por haber sido obligada a trabajar en el segundo lugar.

Violencia contra las mujeres

El gobierno planeó la creación de un centro de acogida para mujeres víctimas de trata y de violencia en el ámbito familiar, aunque en el interior de la prisión de Nicosia. Sin embargo, no cumplió los compromisos de financiación que permitieran a una ONG local, Apanemi, seguir regentando un centro de acogida para mujeres víctimas de la violencia doméstica, según informó esta organización en noviembre. Apanemi también criticó a las autoridades por no ofrecer protección eficaz a las víctimas de violencia doméstica ni acceso adecuado a la justicia a extranjeras que habían sido violadas, y por no elaborar planes de acción nacionales sobre la violencia doméstica o la trata de mujeres.

Se suscitó un debate público sobre la violencia contra las mujeres tras el asesinato de dos mujeres a manos de sus parejas en octubre y diciembre. Otras dos mujeres fueron también asesinadas por sus parejas entre agosto y octubre. Según estadísticas sobre la violencia doméstica publicadas en la prensa en noviembre en el contexto de este debate, el 18 por ciento de los asesinatos cometidos entre 1980 y 2005 tuvieron su origen en la violencia doméstica, y casi todas las víctimas fueron mujeres.

En mayo, el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer expresó su preocupación por la falta de capacitación de la judicatura en cuestiones relacionadas con el género, por la insuficiencia de las investigaciones y los datos sobre el alcance y las causas de la violencia contra las mujeres, por la persistencia de la trata y la explotación sexual de las mujeres, y por la discriminación contra las mujeres migrantes, especialmente en relación con contratos, condiciones de trabajo y acceso a la justicia.

Violencia racista

El 22 de noviembre, unos 20 estudiantes de diferentes centros de enseñanza secundaria de Nicosia, que llevaban el rostro cubierto con capuchas, gorras y pañuelos, atacaron a un grupo de estudiantes turcochipriotas y a su profesor turcochipriota con bastones de madera durante una clase en la English School, centro educativo mixto de enseñanza secundaria. El ataque mereció condenas generalizadas, y al día siguiente la policía había identificado e interrogado a los autores, todos los cuales eran menores de edad a excepción de uno de 18 años, que fue acusado formalmente. Los jóvenes afirmaron que representaban a la organización Voz Nacional de Jóvenes con Espíritu Griego, que el 27 de noviembre afirmó que había expulsado de la organización a aquellos de estos jóvenes que pertenecían a ella. Al término de 2006 continuaban las investigaciones policiales.

Controversia por una muerte en el ejército

En octubre se abrió una investigación judicial sobre la muerte en septiembre de 2005 de Athanasios Nicolaou, recluta de 26 años de edad que cumplía el servicio militar. La investigación policial llegó a la conclusión de que su muerte se había debido a suicidio, conclusión que su familia cuestionó. La familia sostenía que la muerte estuvo relacionada con el acoso físico que el joven experimentó en su unidad. La investigación policial no se ajustó a las normas internacionales relativas a independencia, exhaustividad e imparcialidad, al no examinar de forma adecuada pruebas fundamentales. La investigación no había concluido al terminar 2006.

Informes y visitas de Amnistía Internacional

Informes

  Chipre: La brutalidad policial no debe quedar sin castigo (Índice AI: EUR 17/001/2006)

  Europe and Central Asia: Summary of Amnesty International's concerns in the region, January-June 2006: Cyprus (Índice AI: EUR 01/017/2006)

Cómo puedes ayudar