Finlandia - Informe 2008 Amnistia Internacional

Human Rights in República de Finlandia

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Finlandia is now live »

Jefa del Estado : Tarja Halonen
Jefe del gobierno : Matti Vanhanen
Pena de muerte : abolicionista para todos los delitos
Población : 5,3 millones
Esperanza de vida : 78,9 años
Mortalidad infantil (<5 años) (h/m) : 5/4 por cada 1.000

El gobierno no adoptó medidas adecuadas para combatir la violencia contra las mujeres. Personas que solicitaron asilo y permisos de residencia fueron objeto de procedimientos injustos. Siguió encarcelándose a objetores de conciencia al servicio militar.

Violencia contra las mujeres

En mayo, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU recomendó a Finlandia que considerase la introducción de legislación específica para penalizar la violencia contra las mujeres en el ámbito familiar.

Al término de 2007, el gobierno no había adoptado un plan de acción nacional para combatir la violencia contra las mujeres.

Personas refugiadas y solicitantes de asilo

Los procedimientos acelerados para la determinación de los casos de asilo seguían sin dejar tiempo suficiente para el examen exhaustivo de las solicitudes y para que todas las personas solicitantes de asilo agotaran todas las vías de recurso. Algunos solicitantes de asilo fueron expulsados cuando sus apelaciones aún estaban pendientes de resolución.

La aplicación estricta del denominado Reglamento Dublín II motivó que solicitantes de asilo fuesen devueltos al Estado miembro de la Unión Europea al que habían llegado en primer lugar para que éste examinase su solicitud de asilo, incluso en circunstancias en las que era probable que Finlandia les hubiese ofrecido alguna forma de protección adicional que podía no estar disponible en otros Estados de la Unión Europea.

Se detuvo innecesariamente a personas solicitantes de asilo, incluidos menores de edad. En algunos casos no se protegió el derecho de los menores no acompañados a buscar la reunificación familiar en Finlandia.

En algunos casos se denegaron permisos de residencia basándose únicamente en información proporcionada por la policía de seguridad que no se dio a conocer a la persona solicitante. El Tribunal Administrativo Supremo falló que los Tribunales Administrativos tenían derecho a considerar en secreto información de la policía de seguridad a la hora de resolver los recursos contra la denegación de solicitudes de permisos de residencia.

El número de permisos de residencia temporales expedidos a nacionales extranjeros disminuyó drásticamente, pasando de 299 en 2006 a sólo 24 en 2007.

Trata de personas

La legislación relativa a los permisos de residencia especiales para las víctimas de trata seguía exigiendo que en la mayoría de los casos la concesión de tales permisos a las víctimas estuviese condicionada a su cooperación con las autoridades en la investigación y procesamiento de las personas sospechosas de trata, a menos que la víctima fuese considerada especialmente vulnerable.

Al final de 2007, Finlandia no había ratificado el Convenio del Consejo de Europa sobre la Lucha contrala Trata de Seres Humanos.

Presos de conciencia: objeción de conciencia

La duración del servicio civil alternativo al servicio militar seguía siendo punitiva y discriminatoria. Los objetores de conciencia estaban obligados a realizar 395 días de servicio civil, es decir, 215 días más que el servicio militar más común y de menor duración.

En diciembre, el Parlamento aprobó cambios en la legislación que reducirían la duración del servicio civil alternativo a 362 días, y que reconocerían el derecho a la objeción de conciencia en tiempo de guerra o de otra emergencia pública. Amnistía Internacional consideraba que la duración propuesta del servicio civil alternativo seguía siendo punitiva.

  • Amnistía Internacional consideró presos de conciencia a 12 objetores de conciencia encarcelados. La mayoría cumplía condenas de 197 días por negarse a realizar el servicio civil alternativo.

Cómo puedes ayudar