Alemania

Human Rights in República Federal de Alemania

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Alemania is now live »

Jefe del Estado Horst Köhler
Jefe del gobierno Angela Merkel
Pena de muerte abolicionista para todos los delitos
Población 82,5 millones
Esperanza de vida 79,1 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m) 5/5 por cada 1.000

Como en años anteriores, Alemania no abordó las violaciones de derechos humanos cometidas en el contexto de la «guerra contar el terror» encabezada por Estados Unidos, incluida su participación en entregas extraordinarias (traslado ilegal de sospechosos entre países). Alemania volvió a referirse a las garantías diplomáticas como medios apropiados en casos de expulsión en los que las personas afectadas podían correr riesgo de sufrir abusos graves contra los derechos humanos, lo que suponía una violación de sus obligaciones contraídas en virtud del derecho internacional. Las personas migrantes en situación irregular siguieron sin tener acceso a sus derechos económicos, sociales y culturales.

Seguridad y medidas antiterroristas

El fiscal general federal declaró en septiembre que en un procedimiento penal podían utilizarse pruebas obtenidas en «circunstancias dudosas» en un país extranjero, si bien con prudencia, especialmente para prevenir ataques terroristas. Además de declarar que la carga de la prueba recaía por entero sobre el acusado, el fiscal federal afirmó que podían utilizarse pruebas obtenidas de un modo no acorde con la legislación alemana para iniciar una investigación penal. No excluyó las pruebas obtenidas mediante tortura.

En octubre, el Ministerio del Interior propuso un proyecto de procedimiento reglamentario para la aplicación de la Ley de Extranjería. El reglamento preveía el uso de garantías diplomáticas para eliminar el riesgo de tortura u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes al que se enfrentaban las personas devueltas a su país de origen. Amnistía Internacional y otras organizaciones de derechos humanos consideraron que esas garantías contravenían las obligaciones internacionales contra la tortura.

Dos ciudadanos tunecinos seguían corriendo riesgo de expulsión dado que el Ministerio Federal del Interior consideraba que las garantías del gobierno tunecino eran suficientes para eliminar el riesgo que correrían los hombres en caso de ser devueltos. Al terminar el año estaba pendiente la revisión judicial de los casos. En marzo se cerraron las investigaciones criminales llevadas a cabo para probar la participación de uno de los tunecinos en actividades relacionadas con el terrorismo.

"Amnistía Internacional criticó el enfoque discriminatorio del gobierno respecto a la admisión de refugiados iraquíes."

En junio, el comité parlamentario de investigación concluyó sus investigaciones preliminares sobre la participación de las autoridades alemanas en el programa de entregas extraordinarias dirigido por Estados Unidos. Hubo funcionarios del gobierno y de los servicios de información que no se mostraron dispuestos a cooperar eficazmente con el comité. Las autoridades no le proporcionaron algunos de los documentos que había solicitado o lo hicieron con retraso, lo cual obstaculizó gravemente sus investigaciones.

El fiscal especial del comité reveló que los ciudadanos egipcios Ahmed Agiza y Mohammed el Zari habían sido entregados a Egipto en diciembre de 2001 cruzando el espacio aéreo alemán, y que un vuelo de la CIA que transportaba al ciudadano egipcio Abu Omar, secuestrado en Italia en febrero de 2003, había hecho escala en la base aérea de Ramstein cuando se dirigía a Egipto. Las autoridades alemanas no introdujeron medidas para impedir futuras entregas a través de su territorio, incluido su espacio aéreo.

En junio, el fiscal de Tubinga puso fin, por falta de pruebas, a las investigaciones sobre las denuncias de malos tratos sufridos por Murat Kurnaz a manos de soldados del Comando de Fuerzas Especiales del ejército alemán mientras estuvo bajo custodia estadounidense en Afganistán en 2002, aunque aceptó el testimonio de Murat Kurnaz como verosímil. Las autoridades estadounidenses habían denegado una petición para que miembros del personal del ejército estadounidense declarasen como testigos. La investigación parlamentaria sobre las mismas denuncias se cerró en septiembre por la misma razón. Sin embargo, hubo miembros de partidos de la oposición que afirmaron que existían indicios claros que respaldaban las denuncias de Murat Kurnaz contra los soldados alemanes.

En junio, el ciudadano alemán Khaled el Masri presentó una demanda judicial para forzar al gobierno a pedir la extradición de 13 ciudadanos estadounidenses sospechosos de haberlo trasladado ilegalmente a Afganistán. En enero de 2007, un tribunal de Múnich había emitido peticiones de extradición que no se hicieron llegar al gobierno estadounidense.

Personas refugiadas y solicitantes de asilo

En un procedimiento acelerado de determinación de la solicitud de asilo que tuvo lugar en el aeropuerto de Fráncfort el 14 de mayo, las autoridades de inmigración devolvieron a su país a los ciudadanos eritreos Yonas Haile Mehari y Petros Aforki Mulugeta, después de rechazar sus solicitudes de asilo como manifiestamente infundadas. Ambos fueron detenidos a su llegada a Eritrea. El 20 de julio fueron trasladados a la prisión de Adi Abeto y, el 30 de julio, Petros Aforki Mulugeta fue trasladado a la prisión de Wia. Yonas Haile Mehari, clasificado por las autoridades como desertor, fue trasladado a la unidad del ejército a la que pertenecía, donde corría riesgo de sufrir tortura y otros malos tratos.

Amnistía Internacional criticó el enfoque discriminatorio del gobierno respecto a la admisión de refugiados iraquíes. En abril, el ministro del Interior había generado polémica al anunciar que sólo se admitiría a iraquíes cristianos. Tras un debate público, la medida se modificó para que pudieran ser admitidos miembros de minorías religiosas en general y otros refugiados iraquíes vulnerables. Sin embargo, en julio, la canciller Angela Merkel, a instancias del primer ministro iraquí, interrumpió los preparativos para la admisión de refugiados iraquíes y para alcanzar una decisión en materia de reasentamiento dentro de la Unión Europea. Tras las conclusiones de la reunión del Consejo de Justicia y Asuntos de Interior de la UE en noviembre, el ministro del Interior alemán aceptó en diciembre que Alemania admitiría a 2.500 refugiados iraquíes procedentes de Jordania y Siria y pertenecientes a grupos especialmente vulnerables.

Derechos de las personas migrantes

Todas las instituciones públicas, incluidas las prestatarias de servicios sociales, estaban obligadas legalmente a comunicar a las autoridades la identidad de cualquier migrante en situación irregular. Esta disposición restringía el acceso de las personas migrantes a los servicios de salud y a remedios judiciales en caso de violación de sus derechos laborales, así como el acceso de los menores de edad a la educación.

Policía y fuerzas de seguridad

  • Un hombre, A.Ö., murió en el hospital el 5 de marzo después de entrar en coma bajo custodia policial en Hagen, el 17 de febrero. La policía lo había inmovilizado atándolo boca abajo. La Fiscalía General concluyó sus investigaciones y resolvió que la fuerza utilizada por la policía había sido proporcionada, a pesar de que a partir de 2000 se formaba a los agentes para que no inmovilizaran a una persona boca abajo debido al riesgo de asfixia.

En diciembre, el tribunal regional de Dessau absolvió a dos agentes de policía del cargo de homicidio por negligencia en el caso de Oury Jalloh, que había muerto en 2005 de un golpe de calor causado por un incendio que se declaró en su celda mientras se encontraba bajo custodia policial. En la exposición oral de las razones de la sentencia, el tribunal criticó duramente los testimonios de la mayoría de los agentes de policía que comparecieron como testigos en la causa judicial.


Novedades jurídicas: derechos económicos, sociales y culturales

A diferencia de años anteriores, el gobierno apoyó activamente el Proyecto de Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y votó a favor de su adopción por la Asamblea General de la ONU el 10 de diciembre de 2008.

Informes de Amnistía Internacional

Negar la evidencia: La participación de Europa en las entregas extraordinarias y detenciones secretas (24 junio 2008)
Germany: Submission to the UN Universal Periodic Review - Fourth session of the UPR Working Group of the Human Rights Council, February 2009 (en inglés, 8 septiembre 2008)

Cómo puedes ayudar