Malta

Human Rights in República de Malta

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Malta is now live »

Jefe del Estado Edward Fenech-Adami
Jefe del gobierno Lawrence Gonzi
Pena de muerte abolicionista para todos los delitos
Población 408.000
Esperanza de vida 79,1 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m) 8/7 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada 87,9 por ciento

Continuó la detención de personas migrantes y solicitantes de asilo a su llegada a la isla, en contravención de las leyes y normas internacionales. La Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia expresó su preocupación por las políticas adoptadas por las autoridades maltesas y vinculó los procedimientos de detención aplicados a las personas migrantes con el aumento del racismo y la intolerancia en el país.

Personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes

Escrutinio internacional

Según puso de relieve la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia en un informe publicado en abril, los solicitantes de asilo carecían de asistencia letrada y de información al llegar a Malta; además, veían cómo se les denegaba el acceso a asistencia legal gratuita para su solicitud de asilo inicial, y sólo tenían derecho a representación letrada si pagaban los gastos ellos mismos.

Además, la Comisión señaló que los refugiados, las personas sujetas a protección humanitaria, los migrantes irregulares y los solicitantes de asilo estaban expuestos a sufrir discriminación racial en el acceso a diversos servicios, y también a padecer explotación en el mercado laboral.

"...todavía existía una escasa conciencia sobre la necesidad de vigilar activamente el racismo..."

Detención

Las autoridades aplicaron una política de detención sistemática de los migrantes irregulares y los solicitantes de asilo.

Al final del año había alrededor de 2.050 migrantes recluidos en centros de detención cerrados. Otros 2.100 estaban alojados en centros abiertos, con libertad para entrar y salir. Entre quienes permanecieron privados de libertad durante semanas o meses en centros de detención cerrados en espera de que se completase el proceso de identificación hubo personas pertenecientes a grupos vulnerables: familias con menores de edad, niños y niñas no acompañados, mujeres embarazadas, personas con discapacidad y personas de edad avanzada. Una vez identificados los trasladaban a centros abiertos. Los solicitantes de asilo permanecían en centros de detención cerrados hasta que presentaban su solicitud, lo que a menudo les llevaba varias semanas, y sólo entonces eran trasladados a centros abiertos.

En contra de lo dispuesto en el artículo 5.4 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, no se ofrecía automáticamente a los solicitantes de asilo la opción de presentar un recurso para solicitar una revisión judicial de la detención.

En algunos lugares las condiciones de reclusión eran muy malas. En enero se publicó un estudio encargado por la Comisión de Libertades y Derechos de los Ciudadanos, de Justicia y de Asuntos Interiores, del Parlamento Europeo, según el cual los centros de detención estaban abarrotados y se caracterizaban por la falta de higiene y la asistencia médica insuficiente.

En el centro abierto de Hal Far había más de un millar de personas alojadas en tiendas de campaña y contenedores móviles, expuestas al frío y la lluvia. Al terminar el año, el gobierno no había destinado fondos a la mejora de las condiciones de vida en este centro.

Racismo

La Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia expresó su preocupación por la práctica de Malta de detener a las personas migrantes, afirmó que afectaba a los derechos de esas personas y señaló que las políticas aplicadas por las autoridades para responder a los retos que representaba la inmigración irregular estaban «reforzando gravemente la visión de los inmigrantes como delincuentes y aumentando los niveles de racismo y xenofobia entre la población en general».

Además, la Comisión observó que las disposiciones jurídicas contra las expresiones racistas, los delitos por motivos raciales y la discriminación racial aún no se aplicaban en su totalidad, y que todavía existía una escasa conciencia sobre la necesidad de vigilar activamente el racismo y la discriminación racial para poder identificar debidamente estas cuestiones y darles solución.

 

Cómo puedes ayudar