Namibia - Informe 2008 Amnistia Internacional

Human Rights in República de Namibia

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Namibia is now live »

Jefe del Estado y del gobierno : Hifikepunye Pohamba
Pena de muerte : abolicionista para todos los delitos
PoblaciÓn : 2,1 millones
Esperanza de vida : 51,6 años
Mortalidad infantil (<5 años) (h/m) : 75/68 por cada 1.000
PoblaciÓn adulta alfabetizada : 85 por ciento

Sam Nujoma, presidente de la gobernante Organización del Pueblo de áfrica del Suroeste (SWAPO), se retiró de la política activa a finales de 2007; había sido el primer presidente de Namibia, de 1990 a 2005. El intento de enjuiciarlo ante la Corte Penal Internacional desató una tormenta política sobre las responsabilidades por abusos contra los derechos humanos cometidos en el pasado.

Justicia internacional: petición a la Corte PenalInternacional

La Sociedad Nacional para los Derechos Humanos solicitó a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigara los abusos contra los derechos humanos cometidos en campos de la SWAPO en el exilio antes de la independencia del país, en 1990, y en el noreste de Namibia durante la década de 1990. En su solicitud mencionaba a Sam Nujoma y a Solomon Hawala, teniente general retirado del ejército, como responsables de la detención, tortura y desaparición forzada de miles de miembros de la SWAPO en Angola durante la década de 1980. Además, pedía a la CPI que procesara al ex ministro de Defensa, Erkki Nghimtima, por tortura de sospechosos de separatismo en la región de Caprivi en 1999, y a Thomas Shuuya, coronel del ejército, por haber aplicado una presunta política de disparar a matar en la región de Kavango durante la década de 1990. El partido gobernante condenó enérgicamente la petición y la calificó de amenaza para la política de reconciliación nacional.

La CPI no tiene jurisdicción sobre delitos cometidos antes de julio de 2002, por lo que la petición de la Sociedad Nacional para los Derechos Humanos no sería admisible.

Juicio por traición de Caprivi

No se preveía la finalización del juicio por traición de Caprivi, que había empezado en 2004. La mayoría de los 117 hombres que estaban siendo enjuiciados en relación con el levantamiento separatista que tuvo lugar en la región de Caprivi en 1999 continuaron recluidos por octavo año consecutivo. No se preveía que la fiscalía concluyera su preparación del caso hasta finales de 2008.

En agosto de 2007, en un segundo juicio paralelo por traición, se declaró culpables de alta traición a 10 hombres, a quienes se impusieron condenas de entre 30 y 32 años de prisión. Dos personas quedaron absueltas por falta de pruebas. Al concluir el año no se habían presentado cargos formales ni tomado medidas disciplinarias contra los agentes de policía acusados de torturas cometidas tras el levantamiento.

Tortura y otros malos tratos

Sebastian Ndeitunga, inspector general de policía de Namibia, instó a los agentes a respetar los derechos humanos, después de que los medios de comunicación informaran sobre diversas agresiones contra sospechosos y muertes bajo custodia. La Sociedad Nacional para los Derechos Humanos denunció tres muertes bajo custodia policial, y seis casos de tortura de sospechosos a manos de la policía durante 2007. No se llevaron a cabo investigaciones independientes.

Violencia contra las mujeres y las niñas

Según un estudio del Centro de Asistencia Jurídica, entre 1991 y 2005 se había duplicado el número de denuncias por violación en Namibia, pasando de 564 a 1.184 casos. Además, el estudio concluyó que el porcentaje de condenas contra violadores era del 16 por ciento, y que un tercio de las víctimas retiraban la denuncia antes de que se iniciara el juicio. Las estadísticas policiales indicaban que algo más de un tercio de las víctimas de violación tenían menos de 18 años.

Ataques contra la libertad de expresión

El congreso de la SWAPO aprobó una resolución en la que se pedía al gobierno que estableciera un órgano encargado de regular los medios de comunicación, habida cuenta del «uso indebido de los medios, contrario a la reconciliación nacional y al mantenimiento de la paz y la estabilidad». Durante 2007, la SWAPO acusó a la prensa de publicar artículos y cartas sumamente críticos sobre el ex presidente Sam Nujoma.

Cómo puedes ayudar