Polonia - Informe 2007 Amnistía Internacional

Human Rights in República de Polonia

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Polonia is now live »

Jefe del Estado: Lech Kaczyński
Jefe del gobierno: Jarosław Kaczyński (sustituyó a Kazimierz Marcinkiewicz en julio)
Pena de muerte: abolicionista para todos los delitos
Estatuto de la Corte Penal Internacional: ratificado

Las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero eran objeto de discriminación e intolerancia. Las investigaciones realizadas por el Consejo de Europa y el Parlamento Europeo no aclararon de forma satisfactoria las denuncias de que Polonia había permitido establecer centros de detención secreta en su territorio en el contexto de la «guerra contra el terror» encabezada por Estados Unidos. Las personas chechenas con condición de refugiado o en situación de «estancia autorizada» tenían dificultades para acceder a la educación y a las prestaciones sociales. El presidente Lech Kaczyński y otros altos cargos pidieron el restablecimiento de la pena de muerte.

Información general

El partido Ley y Justicia, que gobernaba en minoría desde las elecciones parlamentarias de septiembre de 2005, formó en mayo un gobierno de coalición con la Liga de las Familias Polacas y el partido Autodefensa (Samoobrona). Este último fue expulsado del gobierno tras una crisis política que estalló en septiembre, pero posteriormente fue admitido de nuevo ante el riesgo de que Ley y Justicia perdiera las elecciones parlamentarias anticipadas.

Discriminación a causa de la orientación sexual

Las declaraciones manifiestamente homófobas de diversos políticos y funcionarios, que incluso fomentaban la violencia contra manifestantes pacíficos, agravaron el clima de discriminación e intimidación imperante.

Wojciech Wierzejski, vicepresidente de la Liga de las Familias Polacas y miembro del Parlamento, animó en mayo a hacer uso de la fuerza contra los participantes en la Marcha por la Igualdad, manifestación anual que iba a celebrarse en junio en Varsovia. Según informes, dijo: «Si los desviados comienzan a manifestarse, hay que golpearlos con porras».

En mayo, el viceministro de Educación dijo, con relación a un proyecto internacional organizado por grupos de defensa de los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT) y apoyado económicamente por la Comisión Europea, que iba a conducir a la «depravación de la juventud» y que no debía financiarse a esos grupos. En septiembre, el Ministerio de Educación rechazó el proyecto presentado por una organización de personas LGBT a la Agencia Nacional del Programa de la Juventud por considerarse que tenía por objeto «propagar la conducta homosexual».

En junio, el ministro de Educación destituyó al director del Centro Nacional de Capacitación del Profesorado por tener libros en los que se animaba a los profesores a organizar reuniones con organizaciones de personas LGBT. El único libro que cabía describir así era un manual contra la discriminación publicado por el Consejo de Europa, el cual expresó entonces su preocupación por la «homofobia [...] y la conducta homófoba» existente en el seno del gobierno. La nueva directora del Centro dijo en octubre que las prácticas homosexuales generaban «dramas, vacío y degeneración».

Según informes, manifestantes de la comunidad de personas LGBT y otros activistas fueron agredidos por contramanifestantes y no pudieron ejercer su derecho de reunión pacífica por no tomar la policía medidas para impedirlo.

En abril, a pesar de la presencia de la policía, más de un millar de personas que participaban en una manifestación organizada en Cracovia, la Marcha por la Tolerancia, fueron hostigados e intimidados, según informes, por miembros de las Juventudes Polacas, grupo de derechas que había organizado una contramanifestación llamada Marcha por la Tradición.

Unos fallos judiciales aclararon la legalidad de la Marcha por la Igualdad, cuya celebración, en Varsovia el 10 de junio, fue autorizada por fin por el ayuntamiento de la capital el 1 de junio. Debido a amenazas de contramanifestantes, los organizadores acordaron con el ayuntamiento modificar el recorrido, y la policía proporcionó fuerzas suficientes para garantizar la seguridad. La marcha se desarrolló sin incidentes importantes.

En enero, el Tribunal Constitucional confirmó el fallo de un tribunal de Varsovia que, en septiembre de 2005, había determinado que la prohibición de la Marcha por la Igualdad de Varsovia en junio de 2005 por el entonces alcalde Lech Kaczyński era ilegal. Asimismo, declaró que los organizadores sólo tenían que informar a las autoridades municipales de que iba a celebrarse una manifestación pública.

En mayo, el Tribunal Administrativo Supremo de Varsovia confirmó la decisión del Tribunal Administrativo Regional de Poznań en una causa relativa a una manifestación de personas LGBT prohibida en noviembre de 2005, según la cual la amenaza de contramanifestación no justificaba la prohibición.

Centros de detención secreta y «entregas»

En marzo, el secretario general del Consejo de Europa emitió su opinión sobre el presunto establecimiento de centros de detención secreta en Estados miembros en el marco del programa estadounidense de detenciones secretas y «entregas» (transferencias ilegales de personas entre Estados, realizadas al margen de todo proceso judicial). Expresó su preocupación por la respuesta inadecuada de Polonia a la cuestión de si había autoridades implicadas en las detenciones y entregas.

En junio, el relator de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa sobre las detenciones secretas informó de la «telaraña» mundial de detenciones y transferencias de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos y de la presunta connivencia de 14 Estados miembros del Consejo de Europa. Informó de que, a pesar de reiteradas peticiones, las autoridades polacas fueron incapaces de ofrecer información de los registros nacionales de aviación que confirmaran los vuelos a Polonia relacionados con la CIA.

En noviembre, una comisión temporal del Parlamento Europeo que examinaba las denuncias de actividad ilegal de la CIA en Europa lamentó la falta de cooperación de Polonia y el hecho de que no se hubiera establecido una comisión especial de investigación o realizado una investigación parlamentaria independiente.

Personas refugiadas

A la mayoría de los solicitantes de asilo de la república rusa de Chechenia se les negaba la condición de refugiado, lo que constituía una violación de la Convención de Ginebra sobre los Refugiados, de 1951. En su lugar se les concedía sólo un permiso de «estancia autorizada».

El organismo de la ONU para los refugiados, ACNUR, informó en mayo de que casi la mitad de los menores en edad escolar que solicitaban asilo no iban al colegio. A las personas que sólo tenían permiso de «estancia autorizada» se les negaban la asistencia social que recibían los solicitantes de asilo y el conjunto de medidas de integración ofrecido a los refugiados.

El número de solicitantes de asilo enviados de nuevo a Polonia desde otros Estados de la Unión Europea aumentó tras la aplicación del denominado Reglamento Dublín II, en el que se establecían los criterios y mecanismos necesarios para determinar qué Estado de la Unión Europea debía examinar una solicitud de asilo.

Escrutinio internacional

En marzo, en el informe sobre su última visita a Polonia, realizada en 2004, el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura formuló recomendaciones al gobierno sobre el trato debido a los detenidos. Instó a que se informara de manera regular y frecuente a los agentes de policía de que someter a los detenidos a insultos y malos tratos físicos era inaceptable y se castigaba severamente, de que en las detenciones sólo se debía recurrir a la fuerza estrictamente necesaria y de que no había justificación para golpear a los detenidos una vez controlados. El Comité pidió a las autoridades que garantizaran que los jueces y fiscales ante los que se denunciaran malos tratos policiales solicitaban de inmediato un examen forense. Asimismo, expresó su preocupación por el hecho de que Polonia no hubiera aplicado las recomendaciones sobre centros policiales de detención de menores formuladas durante su anterior visita, realizada en 2000.

Pena de muerte

El 28 de julio, el presidente Kaczyński pidió el restablecimiento de la pena de muerte en Polonia y en toda Europa en una emisión de la radio pública polaca. Dijo: «Los países que renuncian a esta pena conceden al criminal una ventaja inimaginable sobre su víctima, la ventaja de la vida sobre la muerte». En agosto, la Liga de las Familias Polacas anunció una campaña en favor del restablecimiento en toda Europa de la pena de muerte y de un referéndum sobre su reintroducción en Polonia. Wojciech Wierzejski tachó de «anacrónica» la prohibición de la pena de muerte en la Unión Europea.

En respuesta a estas declaraciones, la Comisión Europea dijo que la pena de muerte no era compatible con los valores europeos. El presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa escribió en una carta abierta al presidente Kaczyński que la reintroducción sería una atentado directo contra los valores comunes de los Estados miembros, que estaban fundados en el respeto de la dignidad humana básica de todas las personas.

Informes y visitas de Amnistía Internacional

Informes

• Polonia y Letonia: Los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero en Polonia y Letonia (Índice AI: EUR 01/019/2006)

• Polonia retrocede. No a la reinstauración de la pena de muerte (Índice AI: EUR 37/002/2006)

Visitas

• Amnistía Internacional envió delegaciones a Polonia en mayo y junio.

Cómo puedes ayudar