Portugal

Human Rights in República Portuguesa

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Portugal is now live »

Jefe del Estado Aníbal António Cavaco Silva
Jefe del gobierno José Sócrates Carvalho Pinto de Sousa
Pena de muerte abolicionista para todos los delitos
Población 10,7 millones
Esperanza de vida 77,7 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m) 7/7 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada 93,8 por ciento

Seguían siendo motivo de preocupación las denuncias de tortura y otros malos tratos y el uso de fuerza excesiva por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. El proceso judicial contra varios funcionarios encargados de hacer cumplir la ley implicados en dos casos destacados de tortura y otros malos tratos avanzó despacio. La violencia contra las mujeres en el ámbito familiar continuó siendo un problema extendido y causó un gran número de muertes.

"Según...la ONG Unión de Mujeres – Alternativa y Respuesta (UMAR), 48 mujeres murieron a consecuencia de la violencia intrafamiliar..."

Tortura y otros malos tratos

En 2008 se siguieron denunciando casos de malos tratos a manos de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. En febrero, el Comité de la ONU contra la Tortura expresó su preocupación por los informes de tortura y otros malos tratos en las prisiones y por el uso de fuerza excesiva, incluido el uso de armas de fuego, por parte de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. También expresó su preocupación por la adquisición de armas Taser por parte de los cuerpos de seguridad, al considerar que el dolor causado por esas armas constituía una forma de tortura.

  • En octubre se inició el juicio contra cuatro agentes de policía acusados de torturar a Leonor Cipriano en 2004 para obligarla a confesar que había matado a su hija. Los informes médicos y las fotografías de Leonor Cipriano dejaban constancia de sus numerosas lesiones después de permanecer dos días bajo custodia de la policía en la ciudad de Faro. Los agentes de policía sostenían que se había caído por las escaleras de la comisaría; sin embargo, el Instituto de Medicina Legal afirmó que sus lesiones no eran compatibles con el incidente mencionado, sino que se correspondían más a una agresión. Leonor Cipriano declaró que durante los interrogatorios le habían dado puñetazos y patadas, le habían cubierto la cabeza con una bolsa de plástico y la habían obligado a arrodillarse sobre ceniceros de cristal. El juicio continuaba al final del año.
  • El Tribunal de Apelación de Lisboa ordenó la repetición del juicio en la causa de Albino Libânio, que en 2003 fue agredido por funcionarios de prisiones en la prisión de Lisboa. El Tribunal accedió a la petición de los abogados de Albino Libânio de que el Estado portugués compareciera como acusado en el proceso. La decisión se tomó sobre la base de que, dado que las lesiones de Albino Libânio se produjeron mientras se encontraba al cuidado del sistema de prisiones, el Estado era responsable aun cuando fuese imposible probar qué funcionarios concretos habían cometido la agresión. En el primer juicio se reconocieron las lesiones que presentaba Albino Libânio, pero se absolvió a los siete funcionarios por falta de pruebas. Al concluir el año no se había fijado una fecha para el nuevo juicio.

Violencia contra mujeres y niñas

La Asociación Portuguesa de Apoyo a las Víctimas recibió 16.832 denuncias de violencia intrafamiliar en 2008, entre ellas siete asesinatos. Esta cifra representaba un aumento frente a las 14.534 denuncias de violencia intrafamiliar registradas en 2007.

Según los datos recogidos por la ONG Unión de Mujeres – Alternativa y Respuesta (UMAR), 48 mujeres murieron a consecuencia de la violencia intrafamiliar hasta mediados de noviembre.

Racismo

El Partido Nacional Renovador desató la polémica con un cartel contra la inmigración que asociaba la inmigración con la delincuencia y otros problemas sociales. En el cartel se veía a una oveja blanca expulsando a patadas de Portugal a otras ovejas negras.

Seguridad y medidas antiterroristas

Al finalizar el año continuaba la investigación judicial sobre presuntos vuelos para entregas extraordinarias de la CIA, iniciada en febrero de 2007. En enero, la ONG con base en Reino Unido Reprieve afirmó que 700 presos habían sido trasladados ilegalmente al centro de detención de Guantánamo «con la complicidad de Portugal» entre 2002 y 2006, y que al menos 94 vuelos para entregas extraordinarias habían atravesado el territorio portugués.

Según la información facilitada por el Ministerio de Obras Públicas al Parlamento en mayo, entre julio de 2005 y diciembre de 2007, un total de 56 vuelos operados por la CIA con origen o destino en Guantánamo habían atravesado territorio portugués. No se hizo pública ninguna información referente a los pasajeros de estos vuelos.

 

Cómo puedes ayudar