Suecia

Human Rights in Reino de Suecia

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Suecia is now live »

Jefe del Estado rey Carlos XVI Gustavo
Jefe del gobierno Fredrik Reinfeldt
Pena de muerte abolicionista para todos los delitos
Población 9,2 millones
Esperanza de vida 80,5 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m) 4/4 por cada 1.000

Se indemnizó a dos personas que habían sido objeto de entrega extraordinaria, pero no se adoptó una decisión sobre sus solicitudes de residencia en Suecia. Se redujo el nivel de protección brindado a las personas solicitantes de asilo procedentes de Irak. De los casos de violación denunciados a la policía, sólo un número relativamente bajo dio lugar a un proceso penal.

Seguridad y medidas antiterroristas

Ahmed Agiza y Mohammed el Zari fueron indemnizados con alrededor de 3.160.000 coronas suecas (unos 390.000 dólares estadounidenses) por las graves violaciones de derechos humanos que sufrieron durante su expulsión ilegítima de Suecia a Egipto en diciembre de 2001 y como consecuencia de ese hecho. Ambos fueron torturados cuando estuvieron recluidos en régimen de incomunicación en Egipto. En Suecia no se les había permitido el acceso a un procedimiento justo y completo de determinación de casos de asilo, y se los expulsó sobre la base de unas «garantías diplomáticas» ofrecidas por las autoridades egipcias que carecían por completo de valor. 

"Se calculó que sólo el 12 por ciento de los casos de violación denunciados a la policía desembocaba en juicio."

Mohammed el Zari salió de la cárcel en Egipto en octubre de 2003 sin haber llegado a ser acusado de ningún delito. Ahmed Agiza continuó encarcelado en Egipto tras un juicio celebrado sin las debidas garantías ante un tribunal militar. El gobierno sueco no adoptó una decisión final sobre los recursos presentados por ambos hombres contra la decisión de denegarles el permiso de residencia en Suecia.

En junio, el Comité de la ONU contra la Tortura pidió a Suecia que investigara exhaustivamente los motivos de la expulsión de Mohammed el Zari y Ahmed Agiza y que, si procedía, llevara a los responsables ante la justicia.

  • En junio, la Junta de Migración de Suecia desestimó la solicitud del permiso de residencia presentada por el refugiado Adel Hakim, liberado de la custodia estadounidense en Guantánamo en mayo de 2006. Adel Hakim, ciudadano chino perteneciente al grupo étnico uigur, fue trasladado junto con otros cuatro uigures desde Guantánamo hasta Albania, país que había aceptado dar protección a los hombres. Durante una visita a Suecia en 2007, Adel Hakim solicitó la residencia en el país, en parte porque su hermana vivía allí. La Junta de Migración rechazó su solicitud con el argumento de que ya tenía permiso de residencia en Albania. Adel Hakim continuaba en Suecia en espera del resultado de su recurso de apelación.

Personas refugiadas y solicitantes de asilo

En junio, el Comité contra la Tortura expresó su preocupación por el hecho de que la detención de solicitantes de asilo previa a la expulsión fuera una práctica común, y lamentaba que no se hubiera impuesto «un plazo límite a la detención de los solicitantes de asilo».

La mayoría de las solicitudes de asilo presentadas recientemente por iraquíes fueron desestimadas después de que la Junta de Migración y el Tribunal de Apelaciones de Migración resolvieron que no existía un conflicto armado interno en Irak. Anteriormente, la mayoría de los solicitantes de asilo de Irak habían recibido protección de alguna clase.

En febrero, las autoridades de Suecia e Irak llegaron a un acuerdo sobre la devolución a Irak de personas cuya solicitud de asilo había sido rechazada. Con anterioridad a este acuerdo, las autoridades iraquíes sólo aceptaban a los nacionales iraquíes que estaban conformes con su devolución.

Las autoridades suecas siguieron rechazando las solicitudes de asilo presentadas por eritreos, por lo que éstos corrían el riesgo de ser devueltos a Eritrea a pesar de que el Alto Comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR) había recomendado a todos los Estados no llevar a cabo devoluciones a Eritrea. Suecia devolvió al menos un ciudadano eritreo a Eritrea en abril.

En octubre, el Comité contra la Tortura solicitó la suspensión temporal de la expulsión prevista de otra ciudadana eritrea para poder examinar si la mujer corría peligro de tortura si era devuelta a Eritrea.

Violencia contra mujeres y niñas

Se calculó que sólo el 12 por ciento de los casos de violación denunciados a la policía desembocaba en juicio. Los intentos de reforzar la protección brindada a las sobrevivientes de violación se veían obstaculizados por el hecho de que en los casos de violación no se emprendían investigaciones y análisis sistemáticos e independientes de las pesquisas realizadas o de las decisiones de iniciar juicio.

En junio, el Comité contra la Tortura lamentó la ausencia de estadísticas nacionales sobre la violencia intrafamiliar y pidió a Suecia que incrementara los esfuerzos para impedir, combatir y castigar la violencia contra mujeres, niñas y niños, que incluía la violencia en el ámbito familiar y los delitos cometidos contra mujeres, niñas y niños en nombre del honor.

Informes de Amnistía Internacional

Negar la evidencia: La participación de Europa en las entregas extraordinarias y detenciones secretas (en inglés, 24 junio 2008)

Cómo puedes ayudar