Turkmenistán
Jefe del Estado y del gobierno
Gurbanguly Berdimuhamedov

Se aprobó una ley sobre partidos que permitía ejercer formalmente la oposición política. Pese a ello, personalidades de la oposición, periodistas y defensores y defensoras de los derechos humanos continuaron sufriendo hostigamiento del Estado. Siguió estando muy extendida la práctica de la tortura y otros malos tratos.

Información general

En febrero fue reelegido el presidente Berdimuhamedov con el 97,4 por ciento de los votos. La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) no envió observadores a las elecciones aduciendo restricciones de la libertad política en Turkmenistán.

En marzo, el Comité de Derechos Humanos de la ONU concluyó que, si bien Turkmenistán se mostraba ya “más dispuesto” a mejorar su historial de derechos humanos, persistían las disparidades entre la legislación y su cumplimiento.

Turkmenistán siguió sin abrirse al escrutinio internacional: a pesar de una visita del Comité Internacional de la Cruz Roja, no se permitió realizar labores de observación a organizaciones internacionales independientes. El país tampoco cooperó plenamente con los mecanismos de derechos humanos de la ONU.

El 9 de octubre, la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo se reunió para debatir sobre los derechos humanos en Turkmenistán.

Arriba

Derecho a la libertad de expresión y de asociación

Los defensores de los derechos humanos no podían desempeñar sus actividades abiertamente. No se toleraba la crítica en los medios de comunicación, y continuó el hostigamiento de periodistas, defensores de los derechos humanos y otros activistas.

Continuaron privados de libertad varios presos de conciencia, recluidos por ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de expresión. Annakurban Amanklychev y Sapardurdy Khadziev siguieron sometidos a reclusión arbitraria tras haber sido condenados en juicios injustos celebrados en agosto de 2006 por su labor de defensa de los derechos humanos.

  • El 11 de enero se aprobó la Ley de Partidos Políticos, que legalizaba su formación. El 21 de agosto se fundó el Partido de Industriales y Empresarios; era la primera vez que se permitía una alternativa al gobernante Partido Democrático de Turkmenistán desde 1991. Pese a ello, defensores de los derechos humanos y activistas de la oposición expresaron sus dudas sobre si el gobierno tenía verdadera intención de permitir un debate político abierto.
  • El 5 de octubre, el ex ministro Geldimurat Nurmuhammedov fue detenido en Asjabad y enviado a un centro de rehabilitación de toxicómanos de Dashoguz para recibir tratamiento durante seis meses, a pesar de no tener historial de consumo de drogas. Se temía que fuera sometido a tratamiento médico forzoso, posiblemente como castigo por sus actividades políticas y por una entrevista concedida a Radio Free Europe / Radio Liberty, en la que había criticado al gobierno y calificado de “ilegal” al partido gobernante.
Arriba

Tortura y otros malos tratos

Hubo denuncias verosímiles de tortura y otros malos tratos –como descargas eléctricas, asfixia, violación, administración forzosa de sustancias psicotrópicas, privación de alimentos y líquidos o exposición a frío extremo– infligidos por las fuerzas de seguridad a presuntos delincuentes comunes. La impunidad de tales abusos seguía siendo la norma, y las denuncias de las víctimas rara vez prosperaban.

  • El 4 de agosto, el Ministerio de Asuntos Exteriores anunció que se habían hecho reformas del Código Penal que penalizaban la tortura.
Arriba

Condiciones de reclusión

Las condiciones de reclusión no cumplían las normas internacionales. El hacinamiento, la desnutrición y un saneamiento deficiente eran habituales y favorecían la propagación de enfermedades. Con frecuencia era obligado el pago de sobornos para conseguir comida y medicamentos.

Arriba

Desaparición forzada y reclusión en régimen de incomunicación

Siguió sin conocerse el paradero de decenas de personas condenadas en juicios injustos en 2002 y 2003 por la presunta tentativa de magnicidio de Saparmurad Niyazov, presidente del país en aquel momento. Sus familiares llevaban más de un decenio sin tener noticias suyas y no sabían si aún estaban vivas. Según informes, las autoridades acosaron e intimidaron a familiares de detenidos que intentaron presentar recursos.

Pese a que fuentes no gubernamentales denunciaban que al menos ocho de los condenados habían muerto bajo custodia, las autoridades rehusaron revelar ningún dato o abrir una investigación.

  • Tirkish Tyrmyev, ex jefe de las Tropas Fronterizas de Turkmenistán, había sido condenado a 10 años de cárcel en 2002 por abuso de poder. Sus familiares no conocían su paradero, pero en marzo informaron de que se le había impuesto otra condena de siete años cuando estaba próxima la fecha de su excarcelación, al parecer por un delito contra un guardia penitenciario.
Arriba

Libertad de circulación

Continuó en funcionamiento el sistema de inscripción en registro del lugar de residencia (propiska), que restringía la libertad de circulación y obstaculizaba el acceso a vivienda, empleo y servicios.

Arriba

Ir al apartado de países

África

La crisis que azotaba Malí con creciente crudeza en 2012 reflejaba muchos de los problemas firmemente arraigados de l ...

América

Las violaciones generalizadas de derechos humanos cometidas en el pasado y la falta de rendición de cuentas de sus r ...

Asia y Oceanía

En países de toda Asia y Oceanía, el simple acto de expresar públicamente la propia opinión, en la calle o ...

Europa y Asia Central

Las elecciones parlamentarias de Georgia fueron un raro ejemplo de transición democrática del poder en ...

Oriente Medio y Norte de África

Los levantamientos populares que se propagaron por el Norte de África y Oriente Medio desde ...

Amnistía Internacional en las redes sociales

Informes

No se hallaron documentos

Visitas

No se halló información sobre las visitas