Transformar dolor en esperanza. Defensoras y defensores de derechos humanos en América.

Portada de la publicación Transformar dolor en esperanza.
Defensoras y defensores de derechos humanos en América

Número de páginas: 72
Índice: AMR 01/006/2012 Spanish
ISBN: 978 - 84 - 96462 - 38 - 0
Depósito legal: M - 40810 - 2012

 

Descarga completa (PDF - 900 Kb)

Ver catálogo de publicaciones

 

En América, las defensoras y los defensores han contribuido de forma fundamental al avance de los derechos humanos. Sin embargo, al tiempo que ganan fuerza las reivindicaciones de derechos humanos en toda la región, quienes lideran este clamor siguen sufriendo amenazas y violencia. En los últimos años, Amnistía Internacional ha documentado cientos de ataques contra defensoras y defensores de derechos humanos en América. Los responsables rara vez son llevados ante la justicia. Los Estados tienen el deber de generar las condiciones necesarias para que las defensoras y los defensores puedan desempeñar su labor legítima sin temor, brindarles protección efectiva y hacer comparecer ante la justicia a quienes cometen abusos contra estas personas. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los gobiernos de la región no están cumpliendo esta obligación.

Como muestra el presente informe, entre enero de 2010 y septiembre de 2012 se ha intimidado, hostigado, atacado y asesinado a defensoras y defensores de derechos humanos. Se los ha vilipendiado en la prensa y sometido a cargos falsos, juicios injustos y errores judiciales. Ciertos grupos de defensoras y defensores corren especial peligro: quienes defienden derechos humanos relativos a la tierra, el territorio y los recursos naturales; los derechos de las mujeres y las niñas, y de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexo; los derechos de las personas migrantes; quienes luchan por acabar con la impunidad de las violaciones de derechos humanos; y las y los periodistas, blogueros y sindicalistas que defienden los derechos humanos.

Pese a los persistentes ataques, las defensoras y los defensores de derechos humanos siguen trabajando con determinación y coraje, transformando el dolor en esperanza en toda América. Amnistía Internacional insta a los gobiernos de toda la región a que cumplan su obligación de proteger a las defensoras y los defensores de derechos humanos y a que respeten, protejan y hagan efectivos los derechos humanos para todas las personas.

Descarga completa (PDF - 900 Kb)

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO