Artículo 29

An illustration by Marcia Williams from the book 'We Are All Born Free - The Universal Declaration of Human Rights in Pictures'.
© We Are All Born Free/Debi Gliori/Frances Lincoln publishers      

1. Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad.

2. En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.

3. Estos derechos y libertades no podrán en ningún caso ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

 

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO