16 Días de Activismo contra la Violencia de Género

La Campaña 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género es una campaña internacional, que se inicia el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, y termina el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos. Con esta campaña se espera concienciar a la gente sobre la violencia de género como una cuestión de derechos humanos a nivel local, regional, nacional e internacional.

El tema de este año es “Desafiemos al militarismo y terminemos con la violencia contra las mujeres”.

Durante los 16 Días de Activismo, Amnistía Internacional se centrará en erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas en los siguientes países:

Bangladesh

Kalpana Chakma fue secuestrada en su casa de Bangladesh en 1996 por un grupo de personal de seguridad vestido de civil. Nunca ha sido encontrada. Se piensa que el secuestro de Kalpana Chakma está relacionado con su apoyo a un candidato político que representaba los intereses de los pueblos indígenas pahari en esa fecha. Sus dos hermanos presenciaron el suceso e identificaron a los presuntos secuestradores. La policía no reflejó esta información en los expedientes ni la incluyó en la investigación.

Un tribunal bangladeshí ordenó que se abriera una nueva investigación y especificó de debían incluirse los nombres de las tres personas sospechosas. El plazo establecido por el tribunal para esa nueva investigación ha vencido con creces y la policía aún no ha presentado ningún informe. Escribe al ministro del Interior y exige que se investigue adecuadamente la desaparición de Kalpana Chakma

República Democrática del Congo

En la República Democrática del Congo las defensoras de los derechos humanos proporcionan una extraordinaria y firme asistencia de base a las personas sobrevivientes de abusos contra los derechos humanos. Debido a la labor que realizan, hacen frente a amenazas específicas de su trabajo como defensoras de los derechos humanos, además de amenazas específicas de su género. Escribe a la ministra de Género, Familia e Infancia y pide que cesen la intimidación y la detención de personas que defienden los derechos humanos, incluidas las defensoras de los derechos humanos, que aumente el reconocimiento de su trabajo, que aumente la participación de los grupos de mujeres en la consulta, y que aumente la visibilidad positiva del valioso papel que desempeñan.

Egipto

Las mujeres han estado siempre en la primera línea de las protestas y manifestaciones que han tenido lugar en Egipto desde la “revolución del 25 de enero”, pero han pagado cara su valentía. Desde el levantamiento, las mujeres han sido señaladas y sometidas a abusos específicamente relacionados con el género, incluida la violencia sexual, tanto por parte de las fuerzas de seguridad como de individuos particulares. Escribe al presidente interino y a las autoridades políticas de Egipto e ínstales a condenen sin reservas la violencia sexual y la discriminación contra las mujeres en Egipto y a que se comprometan a aplicar una estrategia integral para combatir la violencia sexual y la discriminación, en consulta plena con los grupos que defienden los derechos de las mujeres y el Consejo Nacional de la Mujer.

Siria

Las mujeres y las niñas huyeron de la guerra en Siria y del temor y la amenaza de la violencia sexual, pero siguen estando expuestas al peligro de la violencia de género en el campo de refugiados de Zaatri, en Jordania. Para las mujeres y niñas, la inseguridad general en Zaatri se agrava debido a otras dificultades que causan un impacto especial sobre ellas. Desplazarse por el campo les produce inseguridad, así como utilizar los aseos comunitarios después del anochecer, ya que temen ser objeto de violencia sexual o acoso, o de sufrir cualquier otro tipo de agresión. Escribe al ministro del Interior e ínstale a que mejore el acceso en condiciones de seguridad de las mujeres y niñas a todos los espacios públicos del campo de Zaatri, incluidos los aseos. 

Sudán

En Sudán, las mujeres pueden ser detenidas por la policía, ser llevadas ante un juez y condenadas a recibir en público cuarenta latigazos sólo por vestir pantalones o llevar el cabello sin cubrir.

Cada año se informa de la detención de miles de personas, sobre todo mujeres y niñas, en la capital de Sudán, Jartum, por vestir lo que se considera arbitrariamente indumentaria “indecente”, en aplicación del artículo 152 del Código Penal sudanés de 1991. Escribe al ministro de Justicia e ínstale a abolir el artículo 152, a retirar todos los cargos presentados en virtud de esta disposición legal y a abolir la flagelación como pena.

 

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO