13 janvier 2012
Deben garantizarse los derechos humanos en la nueva Constitución de Túnez

Leyendo carteles electorales en el centro de Túnez, 22 de octubre de 2011.

© REUTERS - Louafi Larbi

 

Hace más de año y medio los manifestantes acabaron con el régimen represivo de Zine El Abidine Ben Ali. La ciudadanía tunecina sigue todavía a la espera de que se garanticen sus derechos humanos.

En octubre de 2011 se eligió a una Asamblea Constituyente Nacional para que redactase la nueva Constitución de Túnez. En septiembre de 2012 se presentarán los borradores elaborados por las distintas comisiones de la Asamblea para el debate final. Amnistía Internacional hace ahora un llamamiento a la Asamblea para que se comprometa a que la nueva Constitución incluya garantías básicas que protejan a los ciudadanos tunecinos de los abusos perpetrados en el pasado: violaciones de derechos humanos como actos de tortura, detenciones arbitrarias y juicios injustos.

Durante el régimen de Ben Ali, la Constitución perdió su poder para proteger a los ciudadanos contra violaciones de derechos humanos, y las autoridades aprobaron nuevas leyes que reprimían aún más a la sociedad tunecina. Los cuerpos de seguridad y el sistema judicial respondían ante las autoridades y no ante la ley, y eran las herramientas empleadas se utilizaban para acallar a las voces críticas y de la oposición. La tortura era una práctica muy extendida y la lucha contra el terrorismo se utilizaba como justificación de los abusos. Por otro lado, aunque Ben Ali pregonaba los derechos de las mujeres, en realidad la discriminación seguía arraigada en la ley y en la práctica. Las autoridades celebraron el “milagro económico” de Túnez, a pesar de que a muchos de los ciudadanos se les negaban sus derechos económicos, sociales y culturales fundamentales.

La propuestas presentadas recientemente en el seno de la Asamblea Constituyente Nacional en las que se describe a las mujeres como compañeras de los hombres y se señala su función complementaria en la familia representan una amenaza a los derechos de las mujeres y la igualdad de género en Túnez. La Asamblea Constituyente Nacional tiene ahora la oportunidad de hacer las cosas bien, garantizando en la próxima Constitución de Túnez la igualdad, la no discriminación y otros derechos humanos fundamentales de los ciudadanos, y haciendo que quienes cometan abusos sean llevados ante los tribunales. La Asamblea puede garantizar que los derechos humanos establecidos en los tratados internacionales suscritos por Túnez se hagan cumplir en los tribunales, del mismo modo que puede garantizar la independencia del Poder Judicial y volver a poner a las fuerzas de seguridad en el lugar que les corresponde: estrictamente sometidas al Estado de derecho. Asimismo, la Asamblea también puede garantizar que los derechos económicos y sociales de los ciudadanos del país sean algo más que una mera promesa.

Será necesario mucho más que una nueva Constitución para poner fin a las violaciones de derechos humanos, pero una ley que consolida los derechos fundamentales constituye un arma poderosa para evitar que se cometan abusos.

Pide al presidente de la Asamblea Constituyente Nacional, Mustapha Ben Jaafar, que garantice los derechos humanos en la nueva Constitución de Túnez.

Señor Presidente:
Le escribo para pedirle que la Asamblea Constituyente Nacional garantice los derechos humanos de los ciudadanos en la nueva Constitución de Túnez.
Los miembros de la Asamblea Constituyente Nacional tienen la gran oportunidad de garantizar la subsanación de las deficiencias de la anterior Constitución, de consolidar las garantías de los derechos humanos fundamentales que servirán para proteger de forma efectiva a la sociedad tunecina frente a los abusos, y de asegurar que la Constitución establece las bases de un nuevo futuro en el que imperen los derechos humanos y el Estado de derecho como ejes fundamentales.

Insto a la Asamblea a que garantice que la nueva Constitución:

  • Mantiene la supremacía del derecho internacional sobre el derecho nacional, y garantiza que los derechos humanos establecidos en los tratados internacionales en los que Túnez es Estado Parte se hacen cumplir en los tribunales.
  • Prohíbe la discriminación e identifica de forma clara las bases de acuerdo con el derecho internacional. Los hombres y las mujeres deben tener los mismos derechos en la ley y en la práctica, así como igualdad de oportunidades en el marco político, económico, cultural y social. No se debe garantizar nada que no sea la plena igualdad entre los géneros.
  • Consolida los derechos de asociación, reunión pacífica y libertad de expresión, y garantiza que las posibles restricciones a estos derechos se enmarcarán siempre dentro de los límites establecidos por el derecho y las normas internacionales.
  • Garantiza la independencia del Poder Judicial, especialmente del Ejecutivo y de la seguridad de tenencia (inamovibilite).
  • Asegura las garantías judiciales, incluido el derecho a un juicio justo.
  • Establece que ningún miembro de los cuerpos de seguridad está por encima de la ley, y ofrece garantías que pongan fin a la impunidad y aseguren la rendición de cuentas de quienes cometen violaciones de derechos humanos.
  • Incluye una prohibición absoluta y clara de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes, y establece que las “confesiones” obtenidas mediante tortura u otros malos tratos nunca podrán ser admisibles.
  • Garantiza el derecho a la vida y prohíbe la pena de muerte.
  • Garantiza los derechos económicos, sociales y culturales, incluidos los niveles mínimos fundamentales de dichos derechos y la no discriminación en el acceso a los servicios públicos básicos, así como los derechos de los trabajadores y sindicatos, y el derecho de las víctimas de violaciones de derechos económicos, culturales y sociales a acceder a remedios efectivos.
3246
appels envoyés

Passez à l'action

Campaign has expiredGracias por todo su apoyo, la acción ahora esta cerrada
663,112
Nombre total d’actions entreprises
par des personnes telles que vous