Rapport 2013
La situation des droits humains dans le monde

Communiqués de presse

22 mars 2013

“No olviden a Nabeel Rajab”, no olviden los derechos básicos de los bahreiníes

Las autoridades de Bahréin deben respetar la libertad de expresión y reunión durante la semana de manifestaciones previstas en protesta por el encarcelamiento del defensor de los derechos humanos Nabeel Rajab, ha dicho Amnistía Internacional. 

Nabeel Rajab fue condenado a tres años de cárcel en agosto de 2012 por convocar “concentraciones ilegales” y participar en ellas, pena que se redujo a dos años en diciembre. Amnistía Internacional lo ha adoptado como preso de conciencia.

Los organizadores de la campaña “No olviden a Nabeel Rajab” solicitaron permiso oficial para manifestarse el 23 de marzo, pero su solicitud fue rechazada de plano por las autoridades. A pesar de los temores de que las fuerzas de seguridad hagan un uso excesivo de la fuerza para dispersar las protestas, los organizadores piensan seguir adelante. 

“Las autoridades de Bahréin han demostrado una vez más su desprecio por los derechos humanos básicos. No sólo han encarcelado injustamente a Nabeel Rajab, sino que tratan ahora de silenciar a sus simpatizantes y familiares”, ha dicho Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional. 

“Las autoridades no pueden utilizar la excusa de que las manifestaciones no tienen autorización oficial para sofocar las protestas.” 

Esta última prohibición forma parte de un patrón general de manejo agresivo de las manifestaciones por parte de las autoridades de Bahréin, que ha tenido como consecuencia homicidios ilegítimos y detenciones arbitrarias.

En febrero, las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra quienes se manifestaban pidiendo más libertades y mataron de un disparo a quemarropa a Hussein Ahmad al-Jazairi, de 16, años, en un acto de protesta cerca del pueblo de Daih, y a Mahmoud ‘Issa Mohammed, de 20, alcanzado en la cabeza por un bote de gas lacrimógeno durante las protestas en el pueblo de Nabeh Saleh. 

En marzo estallaron violentos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes en todo Bahréin, y hubo heridos en ambos bandos. 

“Las autoridades deberían saber ya que recurrir al uso de fuerza excesiva no hará que la gente deje de protestar, como tampoco lo hará la burocracia, imponiendo una ley que exige la autorización de todas las reuniones públicas”.

Según han denunciado a Amnistía Internacional los organizadores de las concentraciones, a pesar de haber presentado sus solicitudes con antelación a la jefatura de la Seguridad Pública, éstas fueron rechazadas. Uno de los motivos aducidos fue que provocarían problemas de tráfico. 

“Las autoridades de Bahréin deben presentar otras alternativas que no sean las prohibiciones. Ante la manifestación prevista para mañana, las fuerzas de seguridad deben abstenerse de emplear fuerza excesiva o llevar a cabo arrestos arbitrarios.”

Amnistía Internacional reitera a las autoridades de Bahréin que deben poner en libertad de inmediato a Nabeel Rajab y a otros presos de conciencia.  

Index AI : PRE01/149/2013
Région ou pays Moyen-Orient et Afrique du Nord
Pour plus d'informations, prenez contact avec le Bureau de presse international »

Bureau de presse international

Téléphone : +44 (0) 20 7413 5566
9h30 - 17h00 TU lundi - vendredi
Téléphone : +44 (0) 777 847 2126
24 h / 24
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Bureau de presse international
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Royaume-Uni
Suivez le Bureau de presse international sur Twitter
@amnestypress