Rapport 2013
La situation des droits humains dans le monde

Communiqués de presse

3 mai 2013

Sudán del Sur: Debe ponerse fin al hostigamiento y la detención de periodistas

El hostigamiento y la detención ilegal de periodistas a manos de las fuerzas de seguridad están socavando la libertad de expresión en Sudán del Sur, han dicho hoy, Día Mundial de la Libertad de Prensa, la Agencia en Favor de los Medios de Comunicación Independientes (AIM), Amnistía Internacional, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) y Human Rights Watch.

Desde la independencia de Sudán del Sur, en julio de 2011, sus fuerzas de seguridad han intimidado y detenido ilegalmente con frecuencia a periodistas y directores de medios de comunicación por el contenido de su cobertura informativa. Las organizaciones piden que termine este hostigamiento y han documentado numerosos casos, muchos a manos del Servicio Nacional de Seguridad de Sudán del Sur (NSS), organismo de seguridad cuyo mandato y funciones nunca han sido establecidos por ley y que no tiene ninguna competencia para arrestar ni detener.

“Las autoridades de Sudán del Sur han hecho muy poco para poner fin a la detención ilegal de trabajadores de los medios de comunicación en los últimos años”, ha dicho Daniel Bekele, director para África de Human Rights Watch. “El gobierno debe controlar a sus fuerzas de seguridad e investigar y emprender acciones judiciales ante cualquier ataque contra periodistas”.

Sudán del Sur no tiene ningún organismo oficial encargado de la regulación de los medios de comunicación. Las fuerzas de seguridad realizan una censura de hecho mediante el hostigamiento y las detenciones ilegales.

“Los periodistas de Sudán del Sur cada vez se autocensuran más debido al hostigamiento que sufren en relación con su trabajo”, ha dicho Netsanet Belay, director para África en Amnistía Internacional. “Esto, además de ser muy preocupante, supone una contradicción con la Constitución de Sudán del Sur, que dispone que el gobierno garantice la libertad de prensa”.

Muchos periodistas afirman que han optado por no informar sobre asuntos polémicos, como por ejemplo la corrupción y la política interna del partido gobernante en Sudán del Sur, el Movimiento de Liberación Popular de Sudán (SPLM). En algunos casos, los miembros de las fuerzas de seguridad les han dicho que no informen sobre estos temas; en otros, ellos o sus colegas han sido intimidados o detenidos recientemente por hacerlo.

El 5 de diciembre de 2012,  unos hombres sin identificar mataron a tiros a un famoso comentarista y periodista, Isaiah Abraham, en el exterior de su casa en Juba. Según informaron los medios de comunicación, el periodista, cuyos artículos solían ser críticos con el gobierno, había recibido diversas amenazas, como llamadas telefónicas anónimas y SMS, ordenándole que dejara de escribir.

Las autoridades condenaron rápidamente el homicidio y abrieron de inmediato una investigación, pero no ha habido ningún avance en la identificación de sus autores, y una autoridad relacionada con la investigación dijo a Human Rights Watch que dudaba de que los encontraran.

Sudán del Sur descendió 12 puestos en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2013 de Reporteros sin Fronteras, donde en la actualidad ocupa el número 124 de 180 países debido al trato que reciben los periodistas por parte de las fuerzas de seguridad y a la muerte de Abraham.

Aunque hay tres proyectos de ley en el Parlamento, Sudan del Sur aún no ha promulgado leyes sobre medios de comunicación. Directores y periodistas afirman estar especialmente expuestos al hostigamiento, la detención arbitraria y la censura al no existir leyes que establezcan un mecanismo jurídico para proteger la libertad de los medios de comunicación y salvaguardarlos en la realización de su actividad informativa. Las organizaciones piden al Parlamento de Sudán del Sur que apruebe estas leyes sobre medios de comunicación a su debido tiempo y con arreglo a las normas internacionales para fomentar la protección de la libre expresión, los medios de comunicación y el acceso a la información. 

Sudán del Sur debe asimismo ratificar sin demora tratados de derechos humanos clave, como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, que reforzarían la protección a la libertad de expresión y otros derechos básicos, han afirmado las organizaciones.

Las organizaciones, además, piden al gobierno de Sudán del Sur que lleve a cabo sin demora investigaciones eficaces e imparciales sobre todas las denuncias de amenazas y ataques contra periodistas y trabajadores de los medios de comunicación, y que haga rendir cuentas a los responsables con arreglo a las normas internacionales. 

Las detenciones y el hostigamiento de periodistas violan el derecho a la libertad de expresión y opinión, consagrado en el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y el artículo 24.2 de la Constitución de Transición de 2011 de Sudán del Sur.

Index AI : PRE01/218/2013
Région ou pays Afrique
Pour plus d'informations, prenez contact avec le Bureau de presse international »

Bureau de presse international

Téléphone : +44 (0) 20 7413 5566
9h30 - 17h00 TU lundi - vendredi
Téléphone : +44 (0) 777 847 2126
24 h / 24
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Bureau de presse international
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Royaume-Uni
Suivez le Bureau de presse international sur Twitter
@amnestypress