Rapport 2013
La situation des droits humains dans le monde
Voir cet article dans d’autres langues:

Communiqués de presse

7 mai 2013

Bangladesh: Deben investigarse muertes en manifestaciones para prevenir más derramamientos de sangre

Las autoridades de Bangladesh deben abrir inmediatamente una investigación independiente e imparcial sobre el uso de la fuerza por la policía tras la muerte de al menos 44 personas en enfrentamientos violentos entre manifestantes y policías, ha declarado Amnistía Internacional.

Decenas de miles de simpatizantes del grupo islamista Hefazat e Islam salieron a la calle en la capital, Dacca, y en otros lugares del país el 5 de mayo y la madrugada del día 6. 

Los manifestantes exigían la introducción de leyes religiosas más estrictas, como la promulgación de una ley sobre la blasfemia y restricciones a los derechos humanos de las mujeres, incluida su libertad de circulación.

Las manifestaciones desembocaron en violencia cuando los manifestantes se enfrentaron a la policía en Dacca.

“Hay mucha confusión sobre lo que ocurrió realmente y por qué se produjeron las muertes. Debe abrirse urgentemente una investigación inmediata e imparcial sobre los sucesos, incluido el uso de la fuerza por parte de la policía. Los perpetradores deben responder ante la justicia”, ha afirmado Polly Truscott, directora adjunta del Programa Regional para Asia y Oceanía de Amnistía Internacional.

Los canales de televisión de Bangladesh emitieron imágenes de manifestantes atacando a la policía y prendiendo fuego a autobuses, autos, pequeños comercios y puestos de libros.

En las imágenes se ve a la policía usando gas lacrimógeno, balas de goma y munición real contra los manifestantes.

Al menos dos de las personas fallecidas son policías, y uno pertenecía a la Guardia de Fronteras de Bangladesh.

Las circunstancias en las que se desarrollaron las protestas son controvertidas. Según la policía, la violencia estalló el 5 de mayo, cuando los manifestantes intentaron atravesar una barricada de la policía y luego arrojaron piedras y ladrillos contra los agentes. Una operación policial durante la madrugada del 6 de mayo desembocó en nuevos enfrentamientos.

La policía ha confirmado cuatro muertes desde el 5 de mayo, pero guarda silencio sobre las ocurridas el día 6. Los medios de comunicación calculan que en total murieron 22 personas en Dacca en los dos días. Cifras no oficiales que ha obtenido Amnistía Internacional de fuentes hospitalarias confirman también 22 muertes.

Fuera de Dacca, las protestas en los distritos de Narayanganj, Bagerhat y Chittagong (Hathazari) el 6 de mayo se saldaron con otros 22 fallecimientos.

En total, Amnistía Internacional ha podido confirmar la muerte, en relación con las protestas, de al menos 41 civiles y tres miembros de la policía o de las fuerzas de seguridad en todo el país los días 5 y 6 de mayo.

Según el Partido Nacional de Bangladesh, de la oposición, han perdido la vida más de 1.000 personas, cifra que ha desmentido el gobierno.

“Esta es una situación sumamente inestable y aún existe el riesgo de que se produzca más violencia. Todo el personal encargado de hacer cumplir la ley debe respetar las normas internacionales sobre aplicación de la ley y garantizar que no usan la fuerza excesiva al tratar a los manifestantes”, ha declarado Truscott.

“La policía debe hacer un uso mínimo de las armas de fuego, en la medida necesaria para defenderse o defender a otros frente a un riesgo inminente de muerte o de lesión grave. Las armas de fuego son un último recurso y sólo deben emplearse cuando otros medios menos extremos sean insuficientes para alcanzar estos objetivos.” 

Hefazat e Islam ha convocado una huelga general en todo el país el 12 de mayo, mientras que la policía ha prohibido las reuniones de más de cinco personas en la capital, Dacca.

Hefazat e Islam es un grupo religioso relativamente nuevo, formado en su mayor parte por estudiantes y profesores de las madrasas (escuelas islámicas).

Su protesta del 5 de mayo fue la segunda de una serie de manifestaciones organizadas para presionar a favor de sus peticiones. La primera protesta, realizada el 6 de abril, fue en su mayor parte pacífica. El grupo inició esta segunda protesta masiva, conocida también como “sitio de Dacca”, para pedir al gobierno que implantara el programa de 13 puntos de la organización, que incluye la promulgación de leyes sobre la blasfemia, la restricción de los movimientos de las mujeres y la pena de muerte para quienes sean declarados culpables de insultar al islam. 

Index AI : PRE01/223/2013
Région ou pays Asie - Pacifique
Pour plus d'informations, prenez contact avec le Bureau de presse international »

Bureau de presse international

Téléphone : +44 (0) 20 7413 5566
9h30 - 17h00 TU lundi - vendredi
Téléphone : +44 (0) 777 847 2126
24 h / 24
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Bureau de presse international
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Royaume-Uni
Suivez le Bureau de presse international sur Twitter
@amnestypress