El “trabajo” de los titulares de mandato de los procedimientos especiales

Los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos de la ONU son expertos en derechos humanos independientes que examinan las cuestiones globalmente o se centran en lugares específicos o en grupos concretos.

Algunos son unipersonales, otros forman parte de un grupo de trabajo integrado por cinco personas procedentes de diferentes regiones del mundo. Trabajan para el Consejo sin remuneración (pro bono), si bien los gastos de transporte, alojamiento y manutención mientras viajan corren por cuenta de la ONU. Reciben asistencia administrativa y cierta ayuda para investigación de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

La mayoría de los mandatos exigen emprender entre dos y tres misiones de país al año, redactar un informe anual e informes específicos sobre las visitas a países en uno de los tres idiomas de trabajo de la ONU (inglés, francés, español), presentarlos en persona ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y responder a las preguntas y observaciones que se formulen al respecto. Algunos procedimientos especiales también informan a la Tercera Comisión de la Asamblea General de la ONU.

Aunque sus principales interlocutores son los representantes de los gobiernos, los contactos con organizaciones no gubernamentales, instituciones nacionales de derechos humanos y víctimas a título individual son una parte esencial de su función. Los mandatos de país se establecen por periodos de un año; los temáticos, por tres años.

Ninguna persona puede trabajar más de seis años en un mismo mandato, ni actuar al mismo tiempo en calidad de experto en otro mandato de derechos humanos de la ONU.

Para más información, véase el Manual de los Procedimientos Especiales

Amnistía Internacional no se responsabiliza del contenido de los sitios de Internet externos.

How you can help

AMNESTY INTERNATIONAL WORLDWIDE